sábado, 20 de septiembre de 2014

Natillas de galletas Digestive

Un postre sencillo y rápido de preparar con el que quedar de maravilla después de una comida sin liarnos mucho la cabeza.


Sí, lo sé. Soy una pingo y no tengo vergüenza.

Llevo mes y medio sin publicar y sin dar señales de vida. 

Y encima vuelvo con una receta de unas simples y corrientes natillas...


De verdad que tengo justificación!! 

No, no me he fugado con un apuesto millonario ni me he dado al crimen organizado. Tampoco me ha tocado la lotería ni he heredado un palacete.

Este verano mi vida ha dado un giro bastante importante y no ha sido en absoluto como pensaba que sería hace 3 meses. El caso es que al final me marché 5 semanas a recorrer Francia con la bici (3000km. entre pecho y espalda!! Bueno, en las piernas...) y mi vuelta ha sido una locura. He sido abducida por la vuelta al curro, una mudanza y un encargo de 100 galletas para una boda!


A todo eso le sumamos que me voy a quedar sin internet, que mi ordenador anda por una casa, mi cámara por otra, mis trastos en la anterior...¡y mi cabeza no sabe muy bien dónde! Por cierto, una no es consciente de la de trastos que acumula (por no decir de la mierda que acumula) hasta que no se tiene que mudar. ¡¡Madre de dios!! ¿Y yo tengo todo eso? Y lo peor, ¿dónde narices lo meto ahora?????

Pero bueno, espero terminar de organizar mi vida pronto y volver a retomar esto con la regularidad de antes. Es que claro, ahora que le tenía cogido el truco al horno y a todo ahora tengo que volver a cambiar!


Y entre toda esta vorágine, me llegó mi caja Degustabox como todos los meses (os dejo su Facebook y su Twitter para que les echéis un ojillo). Este mes además con un montón de productos interesantes y buenísimos de Kellogg's, Cruzcampo, Isabel, Fontaneda, ... Entre ellos, una paquete de galletas Digestive. Por si no os lo había comentado antes (que creo que sí y muchas veces además), estas galletas son un básico en mi casa. Tanto, que cuando el número de paquetes baja de 3 entro en una especie de pánico por miedo a que se me acaben. Así que decidí usarlas para la receta.

Si vosotros también queréis saber lo que es recibir la Degustabox en vuestra casa, estáis de suerte porque os puede salir más barata: 9,99€ en lugar de los 14,99€ que cuesta normalmente. Para ello, sólo tenéis que introducir el código XD19P cuando os registréis. Una ganga y además merece la pena!!


Sin más, que me decanté por unas natillas porque hacía tiempo que quería probar a hacer natillas caseras (aún no había hecho nunca por increíble que parezca) y porque ya os he puesto otras muchas recetas que llevan estas galletas entre sus ingredientes. 

Se hacen en un pís-pás y están buenísimas!

NATILLAS DE GALLETAS DIGESTIVE


Inspiración: miré tantos blogs y páginas que ya no me acuerdo....¡¡uuups!!
Dificultad: de primero de cocina.
Tiempo de preparación: 10 minutos.
Reposo: mínimo 2 horas en la nevera.
Cantidad: 4 personas (o 2, si sois de los míos ;p)


Ingredientes

  • 10 galletas Digestive
  • 500 ml. de leche
  • 2 yemas de huevo
  • 50 g. de azúcar
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla

Preparación


1.- Trituramos las galletas con el robot de cocina (o con lo que queráis)

2.- Ponemos todos los ingredientes en un cazo. Lo llevamos a calentar a fuego lento sin dejar de remover hasta que espese.

3.- Cuando adquiera una textura como la las  natillas, retiramos del fuego y vertemos en vasitos.

4.- Metemos los vasos a la nevera durante un par de horas.



Trucos / Consejos / Variaciones
  • hay que tener cuidado de no poner el fuego demasiado fuerte, ya que de lo contrario se nos cuajarán las yemas y se nos cortará la mezcla.
  • al principio puede parecer que eso no va a espesar ni a la de 3. Paciencia, seguid removiendo y de repente veréis cómo empieza a coger la textura.
  • en cuanto veáis que tiene una textura como la de las natillas, retirad del fuego o de lo contrario se engordará demasiado y se quedará en plan mazacote. Que no es que me haya pasado a mí, que me lo ha contado una amiga... 
  • se puede hacer con cualquier otro tipo de galleta que os guste. La función de las galletas, además de darle el sabor a las natillas, es la de actuar como espesante.
  • a la hora de servir, podéis decorar con trozos de galleta, galletas trituradas, canela, ...

Ya veis qué receta más fácil de hacer y os puedo asegurar que el resultado es buenísimo. Como justo estamos en plena vuelta al cole, pues algo sencillito para pasar el periodo de adaptación a la rutina ;)

Muás
Iratxe

miércoles, 6 de agosto de 2014

Pan con aceitunas aliñadas

Un pan riquísimo para llevarnos de pic-nic, a la playa, a la piscina,...


Sí, ya sé que en la última entrada dije que iba a ser la última hasta septiembre, que me iba con la bici por ahí todo el mes... Y, en efecto, así es, a saber por dónde andaré hoy!

Pero es que justo dos días antes de irme me llegó mi caja de Degustabox (su Facebook y su Twitter para que cotilleéis un poco), que ya sabéis que la recibo todos los meses desde hace algún tiempo. Y claro, no me podía ir sin preparar algo con alguno de los productos que venían!


jueves, 31 de julio de 2014

Cuencos de galleta para helado...¡o lo que sea!

Porque comer helado o postre mola, pero poder comerse el recipiente también mola más!!


Sí, para hacer estos cuencos hay que encender el horno, ¡qué le vamos a hacer! Pero hay que pensar que estos cuencos nos van a servir para presentar nuestros postres de una forma diferente y original, además de comestible, y que lo que podemos poner dentro es un helado bien fresquito.

miércoles, 23 de julio de 2014

Polos de cheesecake con frambuesas

O lo que es lo mismo, polos de tarta de queso, para que nos entendamos todos ;)


Creo que ya os he hablado alguna vez de mi adicción a todo lo que lleva queso y al queso en general. Mi postre favorito es, y siempre será, la tarta de queso. No tiene rival que le haga sombra. Da igual lo mucho que me puedan gustar otras cosas, la tarta de queso tiene el trono asegurado.

Y me gusta en cualquiera de sus versiones: la clásica, al horno, versión helado, versión vasito, con mermelada, sin ella, con chocolate, con philadelphia, con mascarpone,... 


lunes, 21 de julio de 2014

Taller de cupcakes en el centro comercial El Boulevard

Un post rapidito y sin receta para contaros mi experiencia del viernes :)

Ya os comenté en la entrada anterior que un centro comercial de aquí de Vitoria se había puesto en contacto conmigo para realizar un par de talleres y ahora en julio y colaborar durante 2 meses con posts en su blog. ¡Qué ilusión! ^_^

Pues el viernes impartí el primero de los talleres, de decoración de cupcakes. Fue un taller muy básico y sencillito, ya que no había mucho tiempo. Pero la experiencia fue estupenda!! Pudimos practicar con la manga pastelera diferentes decoraciones y resolver dudas "reposteriles" que tenían los asistentes. La verdad que disfruté muchísimo y el tiempo se me pasó volando. ¡¡Ni siquiera pude sacar fotos!!

Así que os dejo el enlace con mi primera colaboración con su blog y ahí sí que hay foticos que sacaron :D Sí, esa soy yo :# Qué vergüenza!! ;)


Y bueno, el día 31 de este mes me queda hacer el segundo taller, mucho más veraniego: batidos y smoothies!! (que viene siendo lo mismo y tal, pero queda mucho más molón). Si sois de por aquí cerca animaos, que además es gratis y tienen aire acondicionado!! Y si sigue haciendo esta m.... de verano, por lo menos está a cubierto! Jeje.

Muás
Iratxe

miércoles, 16 de julio de 2014

Donuts con pepitas de chocolate al horno

Para darnos algún caprichillo en el desayuno y más sanos que los tradicionales donuts!


Algun@ estará ahora mismo con ganas de matarme al ver que esta receta se hace en el horno. Es más, sólo con leer la palabra "horno" os habéis puesto a sudar a mares y con sofocos.

Pero qué le vamos a hacer! Ya os dije que donde yo vivo sólo hay dos estaciones "Ostia puta, ¡qué frío!" y "Ostia puta, ¡qué calor!". Y desde que entró el verano la verdad es que hemos estado inmersos en la primera de ellas, curiosamente. Esta semana por fin parece que el verano comienza a hacer acto de presencia, a ver cuánto le dura... Por eso para mí lo de encender el horno no era un suplicio, de hecho, ha habido días en los que lo he agradecido. Aunque ya tengo ganas de sentir un poco de calor y poder preparar más helados y cositas frescas! Que dure por favor!!!!