jueves, 24 de abril de 2014

Bizcocho con agua (sin lácteos)

No sólo no lleva lácteos, sino que además apenas lleva grasa, con lo que es un bizcocho ligero y esponjoso que os va a encantar!


No sé qué me pasa que cuanto más tiempo tengo, peor me organizo. O tengo una rutina con unos horarios que me obligan a aprovechar los huecos libres que tengo, o mi facilidad para perder el tiempo y desorganizarme es pasmosa.

Llevo una semana de vacaciones, bueno, sin trabajar, porque no he salido de aquí, y aún no he hecho nada de todas las cosas que quería hacer! Y ya el martes vuelvo a trabajar, porque el lunes aquí es festivo. Vamos, que me quedan un cacho de hoy y mañana...


Pero es que no había siquiera hecho nada para el blog!! Así que el martes ya me dije que esto no podía ser y me puse a hacer este bizcocho, la receta para el Asalta Blogs de este mes, otra receta que la publicaré la semana que viene y que va a hacer que babeéis horas y horas y ya de paso unos yogures de chocolate con mi método del lavavajillas

Que oye, ya que encendía el horno y me ponía en faena de manchar cacharros, pues por lo menos que me cundiera! Jajaja.


Y mañana tendré que coger ese mismo ritmo pero para los recados que me quedan por hacer! Me tengo que cortar el pelo, que hace ya 7 meses que no lo hago y empiezo a parecer la Pantoja. Tengo que comprarme sujetadores urgente, porque los pocos que tengo "de vestir", vamos, que no son deportivos para el trabajo, llevan ya tantas batallas encima que los llevo sujetos con imperdibles!!

En fin, que no he hecho nada de lo que tenía pendiente para vacaciones. ¡Un desastre!




Pero bueno, dejando mi desorganización a un lado, vamos con este bizcocho...¡¡¡os va a encantar!!! No sólo no lleva lácteos, sino que tampoco lleva grasas salvo la de los huevos. No lleva mantequilla ni aceite, con lo cual es un bizcocho súper ligero y suave. 

¿Lo mejor? O, bueno, lo que más me sorprendió: sabe a los típicos bizcochos de soletilla!!! Pero tal cual, el mismo sabor y la misma esponjosidad!

Que oye, igual es que los bizcochos de soletilla se hacen así y yo no lo sabía! Esta receta la vi hace mucho en algún blog extranjero (creo que italiano), pero ni me acuerdo cual ni nada. La tenía apuntada en un papelajo por ahí. Lo llamaban "bizcocho al agua", pero ya voy  a mirar si es que los bizcochos de soletilla se hacen igual porque el sabor es exactamente el mismo!



BIZCOCHO CON AGUA


Inspiración: no recuerdo el blog :(
Dificultad: requiere de un poco de práctica en la cocina, pero apto para todos los públicos.
Tiempo de preparación: 15 minutos.
Cocción: 25-30 minutos.


Ingredientes


  • 5 huevos 
  • 5 cucharadas de agua hirviendo
  • 120 g. de azúcar
  • 180 g. de harina
  • 1 cucharadita de levadura
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla


Preparación


1.- Precalentamos el horno a 180ºC. Separamos las claras de las yemas de los huevos.

2.- Tamizamos la harina junto la levadura. Reservamos.

3.- Batimos las yemas junto con el agua hirviendo, sin parar de batir para que no se cuajen. Añadimos la mitad del azúcar y la esencia de vainilla sin dejar de batir. Poco a poco, vamos añadiendo la harina batiendo para que se integre. Quedaré una masa bastante espesa.

4.- En un bol aparte montamos las claras con el resto del azúcar.

5.- Juntamos las claras con la masa de las yemas. Es posible que como es una mezcla muy espesa no podáis mezclarlo bien con una espátula. Yo las mezclé con el accesorio pala de la batidora a velocidad baja durante unos minutos. 

6.- Engrasamos bien el molde que vayamos a usar. Vertemos la mezcla y horneamos durante 25-30 minutos, hasta que al pinchar con un palillo en el centro salga limpio. 

7.- Dejamos templar en el molde antes de desmoldar sobre una rejilla.



Trucos / Consejos / Variaciones
  • no importa que al mezclar las dos masas se bajen las claras, ya que la masa lleva levadura. No es como otros bizcochos que se hacen con claras montadas en los que las claras son las que dan esponjosidad al bizcocho. Pero intentar mezclar lo justo para que quede una masa homogénea sin que se baje demasiado.
  • la receta original añade ralladura de limón en lugar de esencia de vainilla. Podéis darle el sabor que más os guste. Con la vainilla sabe exactamente igual que los bizcochos de soletilla.
  • engrasar o encamisar muy bien el molde, ya que al ser un bizcocho tan suave y delicado tiende a pegarse bastante.
  • originalmente la receta usa 180g. de azúcar, yo le puse 120 g. porque siempre me gusta usar menos azúcar de la indicada. A pesar de ser muy golosa no me gusta que las cosas sepan demasiado dulces.
  • se puede preparar en forma de plancha fina de bizcocho y luego recortarla en rectángulos, para imitar a los bizcochos de soletilla o luego poder usarlo en otros postres. En ese caso, con 10 minutos de horno suficiente. 


Una opción de bizcocho para el desayuno o la merienda súper sana y ligera, apta para los que no toman lácteos. Y si estás en plena operación bikini, este bizcocho también sirve porque tiene muy poquita grasa. Yo sigo emocionada porque me sabe igual que los bizcochos de soletilla, ¡con lo que me gustan!

Nos vemos el domingo, que es último domingo de mes y toca publicar! Y con una receta "clásica" pero cambiada que os va a encantar! ;)

Muás
Iratxe 

jueves, 17 de abril de 2014

Muffins de té verde con jengibre y naranja (sin azúcar)

No os asustéis por el nombre tan largo de estos muffins! Se preparan rápido y fácil y el sabor es realmente sorprendente y bueno.

A mí me gusta intentar ser original. Ya sea buscando recetas diferentes, o dándole una vuelta a recetas ya más conocidas, o buscando presentaciones diferentes....o simplemente llevando la contraria al mundo!

Estos días toda, pero toda la blogosfera y redes sociales están llenas de recetas de torrijas y de hot cross buns (unos bollitos de pascua ingleses). Pues bien, yo para ser original y para llevar la contraria al mundo, hoy traigo una receta de muffins. Porque yo lo valgo ;p

lunes, 14 de abril de 2014

Tartaletas de mascarpone al chocolate y plátano

Una postre facilito de preparar y que os hará quedar como reyes en cualquier evento. Eso sí, qué difícil es ponerle nombre a un postre que te has inventado sobre la marcha!!


Últimamente sólo enciendo el horno un día a la semana. ¿Por qué? No lo sé muy bien. Puede ser pereza. O a lo mejor es que la electricidad empieza a ser un artículo de lujo en este país. A los niños ya no se les asusta con el hombre del saco, ahora se les asusta con la factura de Iberdrola.

miércoles, 9 de abril de 2014

Doowaps caseros (o bollos con pepitas de chocolate)

Doowaps, weikis, bollos de leche con pepitas de chocolate,... Llamadlos como queráis, pero haced la versión casera porque os va a encantar!



¡Qué manía les ha dado a las marcas con cambiar el nombre de los productos! Yo que soy de ideas fijas luego no me aclaro... Sobre todo como sean marcas que conozco desde pequeña.

Para mí estos bollos con pepitas de chocolate siempre han sido (y serán) doowaps. De repente hace un par de años nos saltan con que no, con que "weikis, ahora doowaps se llaman weikis". Pero conmigo no ha funcionado la cancioncilla, porque los sigo llamando igual. A los de cualquier marca.


viernes, 4 de abril de 2014

Mousse de chocolate mágica

No, no es mágica porque no engorde. Eso aún no lo han inventado, pero si os enteráis avisadme!!


Es mágica porque se prepara sólo con dos ingredientes: chocolate y agua. Así que bueno, tiene menos grasas y calorías que cualquier otra mousse, por lo que también la podríamos considerar mágica porque no engorda tanto...

Vale, sí, así de primeras suena un poco a marranada. ¿Chocolate con agua? Pero os aseguro que el resultado no tiene nada de asqueroso.

domingo, 30 de marzo de 2014

Mousse de manzana para el Asalta Blogs

Una mousse suave, fresquita y además con fruta...¡qué más se puede pedir!


Ya estamos otra vez en el último domingo de mes. Eso quiere decir que nos toca robar sin piedad la cocina de algún bloguero. Eso quiere decir que toca El Asalta Blogs! Si pincháis en el enlace tenéis toda la información para saber en qué consiste o cómo os podéis apuntar. Se trata de robar recetas pero con total impunidad y sin ningún tipo de vergüenza! ;)

En esta ocasión el inocente blog que ha sido saqueado es el de Postres Originales, de Pilar. A la pobre no le hemos dejado ni las migas!!