domingo, 26 de abril de 2015

Bollos de patata y pasas

Y otra vez llegamos al último domingo de mes y toca participar en el Asalta Blogs, el reto más "chorizo" de la blogosfera.


Con lo tranquila que estuve yo el mes pasado porque me tenían que robar a mí! Ya se me había olvidado lo que era andar deprisa y corriendo la última semana para poder llegar a tiempo de perpetrar el robo.

Y eso que este mes tenía la receta elegida ya una semana antes de publicar! Cosa rara en mí. Pero vamos, que como siempre, no la hice hasta el viernes, fotos y editar el sábado...y esperando no meter la zarpa y quedarme sin nada porque no tengo un plan B.


El blog que ha tocado asaltar este mes no podía ser mejor: Con Un Par de Guindillas

El blog de César es ya un veterano y es justo el que me hizo la entrevista el mes pasado! La elección ha sido complicada, ya que tiene un recetario más extenso que Simone Ortega y sus 1080 recetas de cocina. ¡Qué prolífico eres, hijo!


Una vez hecha una pre-selección de sólo dos recetas (que ya es mucho resumir con todas las que tiene!), lo consulté con mi chico para que eligiera él la definitiva. 

En mi caso, es oír la palabra "queso" y se me cortocircuita todo. De hecho, consulté todas las recetas que llevaban queso como ingrediente principal; además de mirarme todas las recetas dulces, claro está. Me quedé con ganas de preparar estas galletas de queso, que eran la otra receta seleccionada, pero a Dios pongo por testigo que nunca más volveré a pasar hambre....ay no, que me lío! No era así >_<  A Dios pongo por testigo que las haré, en un futuro no muy lejano.

En el caso de mi chico, los cortocircuitos le vienen al oír la palabra "pan". Yo creo que por eso hacemos tan buena pareja, pan con queso es una combinación perfecta ;p Así que al darle las dos opciones, no lo dudó ni un segundo y me dijo que los panes de patata y pasas. Que por cierto, yo los he rebautizado como bollos porque me ha dado un poco la gana y tal.


Esta vez, y sin que sirva de precedente, he sido fiel a la receta y no le he cambiado nada! ¿Será que me estoy haciendo mayor? ¿O simplemente tenía un día poco creativo? Pues seguramente una mezcla de ambas, aunque se me ocurren varias variaciones interesantes que luego os cuento.

El resultado han sido unos bollitos muy tiernos gracias a la patata y con un sabor bastante "neutro". ¿A qué me refiero con eso? Pues a que no sabría muy bien si recomendarlos para acompañar una comida o si mejor para comerlos como desayuno rellenos de un poco de mantequilla y mermelada.

Sea como sea, os animo a que los probéis! Además no pueden ser más fáciles de preparar: no requieren de tiempos de reposo ni levados, no hay que amasar y no hacen falta trastos raros ni una mega batidora-amasadora.


BOLLOS DE PATATA Y PASAS

Inspiración: este pan de patatas y pasas de César.
Dificultad: la única "técnica" requerida es poder montar claras a punto de nieve.
Tiempo de preparación: 20 minutos.
Cocción: 20 minutos aprox.
Cantidad: 11 bollos (del tamaño de una magdalena).


Ingredientes

  • 200 g. de patatas
  • 100 g. de harina de fuerza
  • 4 huevos (separadas las yemas de las claras)
  • 2 cucharadas de azúcar moreno
  • una cucharadita de levadura
  • uvas pasas (al gusto)
  • una pizca de sal

Preparación


1.- Cocemos las patatas como tengamos costumbre de hacerlas. Yo las hago con piel y todo, unos 15-20 minutos y luego las pelo. En la receta original las pelan, trocean y luego cuecen. Sea como sea, una vez cocidas las escurrimos bien y las hacemos puré.

2.- Precalentamos el horno a 200ºC.

3.- En un bol grande mezclamos el puré, la harina, el azúcar, la levadura, las pasas y las yemas de los huevos. Lo mezclamos todo bien (yo lo hice a mano).

4.- En otro cuenco montamos las claras a punto de nieve, con una pizca de sal, hasta que estén bien firmes. El punto exacto es cuando al volcar el cuenco las claras no se caen (como os equivoquéis de punto y sí que se caigan...¡menuda putada!)

5.- Incorporamos las claras a la mezcla anterior con cuidado y movimientos envolventes para que no se bajen demasiado.

6.- Engrasamos y enharinamos una bandeja para magdalenas y repartimos la masa. A mí  me llegó para 11 bollos.

7.- Horneamos a 200ºC durante 10 minutos. Bajamos entonces la temperatura a 160ºC y horneamos durante otros 7-10 minutos (hasta que estén dorados).

8.- Sacamos del horno y esperamos un poco antes de desmoldar para que no se nos rompan.



Trucos / Consejos / Variaciones
  • es importante que la patata quede muy bien cocida y salga un puré muy blandito. Que luego nos pasa como con el león come gamba...
  • están más ricos estos bollitos si los coméis calientes o templados.
  • además de pasas, le podéis añadir, por ejemplo, nueces o cualquier otro fruto seco.
  • ya puestos a variar y para darle un toque más salado, ¿por qué no hacerlo con queso en lugar de pasas? O con trocitos de jamón, bacon,... 
  • también se podrían sustituir las pasas por pepitas de chocolate, para darle ese toque dulce. En ese caso, añadiría más azúcar a la masa.
  • en lugar de bollitos, podéis hacer un pan grande, tipo hogaza o tipo pan de molde, usando un molde grande. En ese caso, los tiempos de horneado habría que duplicarlos.

Ya veis qué fácil es hacer unos bollitos para tener recién hechos para desayunar o para acompañar una cena. Además apenas tienen materia grasa, salvo la de los huevos, ya que no llevan ni mantequilla ni aceite.

Aquí el martes es festivo, San Prudencio, patrón de Araba, y yo tengo fiesta toda la semana...yujuuuuuuuuuuuu!!!!! A ver si aprovecho para cocinar ;)

Muás
Iratxe

lunes, 20 de abril de 2015

Bizcocho de galletas de limón y avena al microondas

O cómo salir de un apuro o una visita inesperada en 10 minutos con ingredientes que siempre tenemos por casa y quedar como la mismísima Preysler ;) (la perfecta anfitriona, vamos).


Hace ya un par de años, preparé un bizcocho de galletas al microondas, muy socorrido él, y me dije que tenía que probar a hacerlo en otras versiones. Pero me pasa como con otras muchas recetas, que al final van apareciendo otras nuevas por el camino que quiero probar...y voy dejando las versiones de recetas ya preparadas "para otra ocasión".

Pero la semana pasada se me presentaron las circunstancias perfectas para, por fin, remasterizar este bizcocho: acababa de llegar de vacaciones y tenía pocas cosas por casa, me había llegado la Degustabox con un paquete de galletas de limón y otro de avena suave, quería preparar algo rico para desayunar el fin de semana y de paso me sirviera para publicar en el blog y no me apetecía mucho liarme con una receta elaborada.

¡Perfecto!


He cambiado bastante la otra receta que hice y he de decir que el resultado es buenísimo! Lo preparé una mañana y lo desayunamos la mañana siguiente. Mi miedo era que al estar hecho en el microondas se quedará muy "gomoso" o reseco, como suele pasar con las cosas que se cocinan en el microondas. Pero, ¡qué va! Estaba jugoso y tierno, igual que si lo hubiera hecho en el horno o estuviera recién hecho. 

Aunque en las fotos no se aprecia, le puse un glaseado por encima para ayudar a que se conservara mejor. Pero como no quería añadirle demasiado azúcar, quedó un glaseado de color claro que ni se ve y el dulzor justo para mantener el bizcocho jugoso pero sin empalagar. Y de paso sirvió de "pegamento" para los copos de avena ;)


Además de para vagos, esta receta es ideal si queréis preparar un desayuno especial para el desayuno pero no os apetece encender el horno porque ya empieza a hacer calor o no queréis encenderlo sólo para hacer un bizcocho.

O si se os presenta una visita inesperada a tomar café (o a comer) y no tenéis nada que ofrecerle para "que unte". En 10 minutos la tendréis lista (12, si queréis ponerle el glaseado) y con ingredientes que siempre tenemos por casa.

No os perdáis la parte de consejos y variaciones después de la receta, porque os cuento cómo hacerla apta para celíacos, cambiarle algunas cosas para que sea más sana, o más golosa, y os cuento cómo poder variarla para adaptarla a las galletas que tengáis por casa.


Por cierto, sí queréis recibir la Degustabox vosotros también y os suscribís introduciendo el código O1NPU, recibiréis la primera caja por 9,99€ en lugar de los 14,99€ que cuesta habitualmente. Pasaros por su Facebook o su Twitter si queréis saber más!


BIZCOCHO DE GALLETAS DE LIMÓN Y AVENA (MICROONDAS)

Dificultad: a prueba de torpes.
Tiempo de preparación: 5 minutos.
Cocción: 7 minutos.

Ingredientes


  • 140 g. de galletas de limón sin azúcar (estas)
  • 60 g. de copos de avena suaves (estos)
  • 100 g. de azúcar
  • 4 huevos
  • 60 ml. de leche
  • 50 g. de mantequilla
  • 1 cucharadita de levadura


Preparación


1.- Trituramos las galletas con la batidora y reservamos.

2.- Derretimos la mantequilla en el microondas (30-40 segundos) y dejamos templar.

3.- En un bol ponemos los huevos, el azúcar, la leche y la  mantequilla. Batimos con la batidora de cuchillas hasta lograr una mezcla homogénea.

4.- Añadimos las galletas trituradas, la avena y la levadura. Batimos hasta que todo se integre bien.

5.- Engrasamos un molde apto para microondas y vertemos en él la mezcla.

6.- Cocemos durante 7 minutos a 800W de potencia. Lo sacamos y pinchamos con un palillo por el centro para saber si está hecho. Si vemos que le falta, lo ponemos 30 segundos más y comprobamos. Repetimos esta operación las veces que sean necesarias hasta que se haga por completo (a mí me bastó con una sola).

7.- Dejamos templar un poco antes de desmoldar para evitar que se rompa.


Trucos / Consejos / Variaciones
  • yo le puse un glaseado muy ligero (que no se ve) que lo preparé mezclando: una cucharada de zumo de limón, una de agua y 40 g. de azúcar glas. Eché el glaseado por encima y acto seguido unos pocos copos de avena.
  • podéis preparar un glaseado tradicional, utilizando 2 cucharadas de zumo de limón y 100 g. de azúcar glas.
  • podéis usar las galletas que queráis, que más os gusten, las que tengáis por casa... Cada tipo de galleta le dará un sabor diferente al bizcocho.
  • si no queréis añadirle avena, entonces tenéis que usar 200 g. de galletas.
  • para que sea un poquito más sano, podéis sustituir la mantequilla por 60 ml. de aceite de oliva o de girasol.
  • para hacerlo apto para intolerantes al gluten, basta con usar galletas sin gluten.
  • para hacerlo apto para intolerantes a la lactosa, sustituir la mantequilla por 60 ml. de aceite y la leche por alguna leche vegetal.


¡¡Más fácil imposible!! Ya no tenéis excusas tipo "es que no voy a encender el horno sólo para eso", o "buf, es que la repostería es muy complicada", o "hacer bizcochos no se me da bien", o "no tengo una batidora de esas molonas", o "no tengo tiempo para andar haciendo un bizcocho", o "por casa no tengo ingredientes". Si no hacéis bizcocho, es porque no queréis! ;)

Que paséis buena semana, muás!

Iratxe

miércoles, 8 de abril de 2015

Mousse de queso Idiazabal con nueces caramelizadas y membrillo

Menudo nombre más largo para una receta que se sirve en vasos de chupito!! ;)


Cuando hice esta mousse de quezo azul con mermelada de pimiento ya os dije que había preparado otra versión, más típica de aquí. En casa fueron un éxito rotundo!

La idea de hacer mousse de queso me pareció tan buena que enseguida pensé que se podría hacer con otros tipos de queso. Enseguida me vino a la mente el queso Idiazabal, que es de aquí del País Vasco y que está de muerte lenta.


martes, 31 de marzo de 2015

Pastel inteligente de Nutella y Baileys

Justo antes de empezar mis vacaciones de Semana Santa (por fiiiiiiiiin!!!!!!!), os dejo esta receta que seguro habéis visto muchas veces en su versión clásica.


Ya tenía yo ganas de preparar este pastel!! Desde que lo ví por primera vez, hace ya un par de años, me entró la curiosidad. Pero como hubo un momento en el que lo veía hasta en la sopa, pues como se me pasaron un poco las ganas.

Después llegó su versión con cacao, café y Baileys, que podéis ver aquí. Ahí ya sí que supe que tenía que probarla. Pero me pasó un poco más de lo mismo, de repente la blogosfera se llenó de versiones copias de la misma. 


A mí lo que me gusta es tratar de ser original. Hacer recetas que no estén demasiado vistas, o a las que son más típicas o más conocidas tratar de darles otro enfoque u otra presentación. Así que lo de preparar ese pastel cuando se veía por todas partes pues no me motivaba mucho.

El caso es que el otro día no sé por qué me acordé de él, de la versión de chocolate, y pensé que ya era hora de hacerlo. Pero no esa versión, ni la clásica. Demasiado típicas ya. ¿Y si probaba con alguna otra combinación?


Vale, sí, Nutella y Baileys no parece muy distinta... ¡pero es que me encanta usar el Baileys! Sí, y berbérmelo también.

En principio sólo iba a usar eso, pero me dio miedo que la masa quedara demasiado líquida y no lograr las tres capas. Así que para compensar un poco se me ocurrió usar la Nutella, que pega con todo ;)


Pero bueno, que a estas alturas del post (y de la vida), ¿aún no sabéis de qué va este pastel inteligente? 

También lo llaman tarta mágica, según los idiomas. Su peculiaridad reside en que, con una misma masa, se logra un pastel con 3 capas distintas y 3 texturas bien diferenciadas. La parte de abajo queda compacta, tipo pudin. La del medio tiene una textura más tipo flan, blandita. Y la capa superior es como un bizcocho. 


En mi caso, la capa de bizcocho me ha quedado bastante finita, quizá porque tenía que haber llenado más el molde. Pero en las fotos podéis apreciar perfectamente las 3 capas, siendo la de tipo flan la más gruesa.

Qué os voy a decir...que nos ha encantado!!!! En la boca se deshace, es muy fresquito y el sabor combinado del Baileys con la Nutella es pecado mortal.


PASTEL INTELIGENTE DE NUTELLA Y BAILEYS

Inspiración: esta receta del blog Kanela y Limón.
Dificultad: bastante asequible para todos los públicos.
Tiempo de preparación: 20 minutos.
Cocción: 50 minutos en total (10 minutos a 180ºC y 40 minutos a 160ºC).


Ingredientes

  • 4 huevos
  • 500 ml. de leche tibia
  • 125 g. de mantequilla 
  • 180 g. de azúcar
  • 100 g. de harina
  • 3 cucharadas hermosas de Nutella
  • un chorrito de Baileys (al gusto)

Preparación



1.- Precalentemos el horno a 180ºC.

2.- Separamos las yemas de las claras. Derretimos la mantequilla en el microondas y la dejamos templar.

3.- Batimos las yemas junto con el azúcar, hasta que quede una crema espumosa. Añadimos la mantequilla derretida (que no esté caliente) y mezclamos bien.

4.- En un vaso de leche (que cogeremos de los 500 ml.) mezclamos la Nutella y el Baileys. Mezclamos este vaso con el resto de la leche y la añadimos a la masa. Por último añadimos la harina y batimos hasta integrar.

5.- Montamos las claras a punto de nieve y las mezclamos con la masa, con movimiento envolventes, de abajo arriba, para que no se nos baje la preparación.

6.- Encamisamos un molde (engrasar con aceite o mantequilla y enharinar un poco) y vertemos en él la mezcla.

7.- Horneamos a 180ºC durante 10 minutos. Bajamos a 160ºC y horneamos durante 40 minutos más. Comprobamos que está hecho pinchando en el centro con un palillo y tiene que salir limpio.

8.- Para servir, esperar a que se enfríe y cortar en porciones.


Trucos / Consejos / Variaciones
  • las claras hay que montarlas justo al final para que no se bajen.
  • es muy difícil desmoldarlo, ya que es bastante frágil, por eso es mejor cortar en porciones y servir.
  • no sube en el horno. A mí me ha salido la capa de bizcocho muy fina porque llené el molde sólo hasta 2/3 de su capacidad (la costumbre de los bizcochos...) por miedo a que subiera, pero podéis llenarlo hasta casi el borde porque no sube. Así lograréis que la capa de bizcocho sea más gruesa.
  • no os asustéis al ver que la mezcla que metéis al horno es líquida. Luego en el horno le saldrán las tres capas.
  • para hacer la versión clásica, mezclar con la leche esencia de vainilla.
  • podéis hacerlo con los sabores que queráis, siempre que mantengáis las proporciones y el orden de la receta.
  • el sabor del Baileys no se nota y el alcochol se evapora durante el horneado, con lo que lo pueden comer los niños.

Si tenéis vacaciones, ¡disfrutadlas! Si no, disfrutad los días festivos! Por lo menos ya estamos en primavera y ya tenemos horario de verano, ¡¡yujuuuuuuuuuuuuuu!! Yo me voy para el sur, a ver si así recordamos un poco lo que es el sol y el no tener que usar abrigo ;)

Muás
Iratxe

domingo, 29 de marzo de 2015

¡¡Me han robado!!

Ya sabéis que cada último domingo de mes participo en el reto El Asalta Blogs, promovido por Conxy del blog Gastroandalusí. Se trata de un grupo de blogueros que nos dedicamos cada mes a desvalijar la cocina de alguno de nosotros que se elige por sorteo. Así, conocemos otros blogs y nos dedicamos a versionar sus recetas.

Cuál fue mi sorpresa a principios de mes, una mañana al llegar a casa del curro, que entro en Facebook y veo que el blog que tocaba robar este mes...¡era el mío!



Oye, que me hizo una ilusión tremenda!! Una está acostumbrada a que le roben a diario, que si en el banco, que si al echar gasolina, que si al comprar en el super... ¡Pero nunca me había hecho tanta ilusión! ;)

Intenté defender mi cocina de diversas maneras, pero no hubo forma. No han dejado ni las migas!



Mira si son expertos asaltadores que ni me he enterado de sus robos, y eso que se han presentado algunos de este guisa:

Con esa carita de  buena...¡una se confía!

Claro, con compañeros de fechorías com El Zorro...¡cualquiera puede!

¡Hasta Makinavaja!

Ya no hay respeto ni por el logo del blog... ;)


Matt Bomer (ay oma, qué rico!) vino a mi cocina y yo sin enterarme!!!

 En fin, que no he podido detenerles y hoy han publicado sus botines. Uno de ellos, el Capitán Rábano, hasta me hizo una entrevista! Joe, qué importante se siente una ;P Os dejo aquí abajo los enlaces a sus blogs para que veáis el resultado y les conozcáis un poquito:

Apfelstrudel Kuchen: Crema de galletas
Contigo en la Playa: Mini Bundt Cakes de Naranja y Semillas de Amapola
El caldero de Nimue: Magdalenas de cebolla y queso de cabra
Mordisquitos con Azúcar: Tarta de Limoncello y frutas del bosque
Postres Originales: Helado de plátano y frambuesa
La dolce Gula: Barritas de muesli
Azafranes y Canelas: Mini cheesecakes salados
Cocina con Reina: Pan con aceitunas aliñadas
Azúcar en mi cocina: Queso de untar casero
Migas en la Mesa: Muffins integrales de avena
Retceteras: Buttercream perfecto
Olor a regalices: Galletas de avena y manzana
Hoy cocina Vivi: Trenza de dulce de leche
Cocidito de mi vida: Mini donuts de calabaza
La cocina de Rebeca: Mikados caseros
Principado en la cocina: Cupcakes de chocolate blanco y speculoos
Bea recetas y más: Galletas huella de pulgar
Insta-cook: Nubes
Así se come en Granada: Galletas de Nutella
Olor Andaluz: Bizcocho de galletas al microondas
Los deseos del paladar: Galletas de zanahoria
Entre cables y sartenes: Bizcocho de Baileys
La Rosa dulce: Queso de untar casero (sin lactosa)
La cocina de Lauriteles: Doowaps caseros
Tengo un plan B: Galletas de miel, canela y jengibre
Cocina con Angi: Doowaps caseros
Mrmlada: Doowaps caseros
Ross Gastronómica: Mousse de chocolate mágica
Un ángel en mi cocina: Snickerdoodles
¡Con un par de guindillas!: Bizcocho de naranja con semillas de amapola  ¡¡Y una entrevista!! ;)
Atrapada en mi cocina: Crema de queso a las finas hierbas
Mochi de fresa: Coulant de cebolla confitada y queso Brie
Per sucar-hi pa: Rollitos de canela
In my little Kitchen: Bizcocho vegano de manzana y canela
Mas dulce que Salado: Petit suise de fresa y chocolate blanco
Tartis y Más: Galletas Linzer
Los blogs de María: Galletas de canela
Cuinaamblasmestressa: Paté de zanahorias y cacahuetes
La Magia de Sonia: Magdalenas de quesitos
Mi Cocinita de Juguete: Gominolas de patxaran
El tio Pep: Mini quichés de setas
Pasión y tentación: Rollos de canela
Cocinar con Amigos: Panecillos de queso crema
La cocina violeta de Carol: Muffins de huevos con chorizo
Ideas de Andar por casa: Tartaletas de mascarpone al chocolate con plátano y fresas
Decorecetas: Postre de mascarpone, galleta y sirope
Pumuky a la cuina: Galletas en espiral
Carmina en la Cocina: Cookies de aceite
Las Tartas de Paz: Doowaps caseros
SweetStruckyti-Struckyti: Cupcakes de mojito
Las Chachas: Vasitos de tres chocolates
En tu cocina y en la Mía: Cookies de café y chocolate blanco
Mi Madre NO cocina: Palmeritas integrales de queso crema
El recetario de Lady Halcón: Bizcochitos de té con especias (sin lactosa)
Menjar a Cala Blanca: Empanadillas rellenas de crema
El baul de las delicias: Batido de fresa, plátano y naranja
Mi cocina y otras cosas: Bizcocho de cacao y café con perlas de chocolate
Jissy Cocinitas: Barritas de muesli
Cuuking: Galletas de zanahoria rellenas
En la cocina de Sara: Palmeritas sin hojaldre
Catina Barbero Diaz: Galletas Linzer
Mi Dornillo: Helado de mascarpone, Philadelphia y frambuesa
Azúcarglass: Queso de untar casero
Todo Cooking: Galletas de avena, manzana y coco
Abrasamefuerte: Bizcocho de café y cacao
Ana Garin Pineda: Mini tartas de queso saladas
Evita Besos y Abrazos: Empanadillas de flan de café
Saboreando las estrellas: Mikados caseros
Recetas con mimo: Brownkies (brownie + cookie)

Ha sido un placer ver mis recetas reproducidas por mis compañeros y ver las versiones o interpretaciones que han hecho. ¡¡Un placer!!

Muás
Iratxe

lunes, 23 de marzo de 2015

Vasitos de mousse de queso azul y mermelada de pimiento

Ideales para preparar como aperitivo, entrante, picoteo... y sorprender tanto a los invitados como a los de casa!


¡Ya es primavera! O eso dice el calendario y un conocido centro comercial. Se supone que ya nos van apeteciendo platos más fresquitos, tenemos más ganas de salir al campo, ir de picnic, comer algo más ligero, poco a poco ir dejando de lado cocidos y potajes y usar cada vez menos el horno...

Se supone.


Si allí donde vivís, además de ser primavera lo parece (mi más sincera enhorabuena y mi más cochina envidia), estos vasitos os van a venir de maravilla para organizar una comida de picoteo fácil, rápida y sin necesidad de usar el horno o perder el tiempo en la cocina en lugar de en la calle disfrutando.

Si, como es mi caso, tenéis la "suerte" de vivir en el norte (ayyyy, qué verde y bonito está siempre todo), y sabéis que es primavera porque lo dice un anuncio de la tele o lo pone en vuestro calendario, estos vasitos os van a servir para disfrutarlos, para dejar a las visitas alucinadas y para preparar unos entrantes de picoteo dignos de un restaurante de pro. Porque oye, aunque haga mal tiempo, hay que seguir comiendo!


Y diréis: qué tía más exagerada con lo del norte y tal. Adjunto prueba:


Así estaba a las 10:30 de la mañana cuando he llegado de trabajar...¡con la bici!

Sólo espero que sea cierto eso de "Año de nieves, año de bienes", porque entonces este año va a ser brutal! ;)


Volviendo a la receta, me parece que ya os he dicho muchas veces (demasiadas quizá) que me encanta el queso. Soy adicta. Creo que casi todos los platos salados que cocino llevan queso en mayor o menor proporción. Me da igual que sea queso fresco, quesitos, tranchetes de plástico o el queso azul más fuerte y maloliente que se os pueda ocurrir. Me encanta. También lo uso mucho en repostería (no el azul  maloliente, claro).

Creo que lo mejor que podría hacer por mi economía doméstica sería poner aquí en el pueblo unas vacas y unas ovejas y autoabastecerme ;P


Así que en cuanto vi en Facebook la semana pasada una receta de vasitos de mousse de queso automáticamente pasó al número 1 de mi lista de pendientes y de prioridades vitales y para el finde ya la tenía hecha!

Es más, he hecho una segunda versión basándome en algo muy típico de la época de sidrerías o sagardotegis aquí en el País Vasco. Pero esa os la enseño en otra entrada...que como dijo Jack el Destripador: Vayamos por partes.


VASITOS DE MOUSSE DE QUESO AZUL Y MERMELADA DE PIMIENTO


Inspiración: esta receta del blog La Cuchara de mis Recetas.
Dificultad: para muy torpes.
Tiempo de preparación: 10 minutos.
Reposo: mínimo 2 horas.
Cantidad: 6 vasos de chupito.

Ingredientes


  • 100 g. de queso azul
  • 120 ml. de nata para cocinar
  • 2 hojas de gelatina
  • mermelada de pimiento (o la queráis que combine)


Preparación



1.- Ponemos a hidratar las hojas de gelatina en agua fría.

2.- En un cazo ponemos a calentar la nata junto con el queso troceado. A fuego medio, vamos removiendo hasta lograr que el queso se deshaga del todo y no queden grumos. No tiene que llegar a hervir.

3.- Retiramos del fuego y añadimos las hojas de gelatina escurridas. Batimos bien con las varillas manuales para que no nos queden grumos.

4.- Vertemos la mezcla en los vasitos y metemos en la nevera. Tiene que estar un mínimo de dos horas para que cuaje bien.

5.- A la hora de servir, ponemos por encima un poco de mermelada de pimiento.


Trucos / Consejos / Variaciones
  • el queso azul tiene un sabor muy fuerte y hay gente a la que no le gusta mucho. Con las proporciones que os he dado conserva el sabor a queso azul, pero no es fuerte. Si queréis que quede aún más suave, podéis reducir la cantidad de queso, manteniendo la de nata.
  • en lugar de mermelada de pimiento podéis usar cualquier otra que maride bien con el sabor del queso azul.
  • también podéis añadir nueces, que pegan muy bien con el sabor de este queso.
  • podéis servir los vasitos acompañados de colines o trocitos de pan.
  • probad a cambiar el tipo de queso para preparar diferentes canapés.

Espero que os haya gustado esta propuesta salada y os animéis a probarla. A mi suegro le gustó!! Y mira que no es muy expresivo él... ;) En breve os traeré otra versión de este aperitivo, pero con un toque muy de aquí. Mejor aún que estos!

Seguid disfrutando de esta primavera que no llega...¡algún día llegará!

Muás
Iratxe